• DISCRETO ENCANTO DE LA SUBVERSION, EL

DISCRETO ENCANTO DE LA SUBVERSION, EL

  • $22.400
  • $19.040

La expresión gauche divine fue creada en 1967 por el periodista Joan de Sagarra. Con ella trató de poner nombre a un heterogéneo y variado grupo de jóvenes artistas e intelectuales que agitaban las aguas de la Barcelona de los años 60, en pleno franquismo: escritores como Terenci Moix, Pere Gimferrer, Luis Goytisolo, Félix de Azúa o Manuel Vázquez Montalbán; arquitectos como Ricardo Bofill, Oriol Bohigas u Óscar Tusquets; editores como Josep Maria Castellet, Jorge Herralde, Beatriz de Moura, Esther Tusquets o Rosa Regàs; fotógrafos como Oriol Maspons, Colita o Xavier Miserachs; directores de cine como Joaquín Jordá, Jacinto Esteva, Carlos Durán o Gonzalo Suárez, autores de cómics como Enric Sió, profesores como Román Gubern, cantantes como Guillermina Motta o Joan Manuel Serrat... En la gauche divine había no sólo un afán de épater la bourgeoisie, clase a la que pertenecían, sino también de rebelarse frente a la seriedad cariacontecida del progresismo ortodoxo y conectar la cultura española con lo que sucedía más allá de sus fronteras, ya fueran los ecos de mayo del 68, el hippismo de diseño en Ibiza, la revolución sexual, el estructuralismo o el maoísmo. Sus miembros descubrieron” escritores hoy clásicos, formaron nuevos lectores más exigentes, transformaron la narrativa y la poesía, renovaron el diseño y la arquitectura del país, dieron al foto-reportaje un estatus de obra artística, teorizaron extensamente sobre la cultura contemporánea y produjeron enigmáticas películas de vanguardia y de horror de serie Z.