• ESENCIA DEL CRISTIANISMO, LA

ESENCIA DEL CRISTIANISMO, LA

  • $30.600
  • $24.480

De Ludwig Feuerbach (1804-1872) pudo escribir Soren Kierkegaard: Es falso cuando la cristiandad actual dice que Feuerbach ataca al cristianismo. ¡No es verdad! Ataca a los cristianos, mostrando que su vida no se corresponde con la doctrina del cristianismo. El propio Feuerbach habla en el prólogo a La esencia del cristianismo de la finalidad terapéutica del libro. Más que la negación de la religión, lo que pretende es su purificación de representaciones en contradicción con el hombre y con las posibilidades del género humano en cuanto tal. Quien no sabe decir de mí sino que soy ateo, no sabe nada de mí. La cuestión de la existencia o no existencia de Dios, la contraposición de teísmo y ateísmo pertenece al siglo XVII y XVIII, pero no al XIX. Yo niego a Dios. Esto quiere decir en mi caso: yo niego la negación del hombre [...] La cuestión del ser o no ser de Dios es en mi caso únicamente la cuestión del ser o no ser del hombre. La lectura de La esencia del cristianismo es imprescindible para comprender la descendencia moderna de su autor. El influjo de esta obra, a cuya fuerza liberadora se refirió F. Engels y cuya aportación, un claro precedente de la teoría de la ideología, fue saludada con entusiasmo por K. Marx, se extendió también a pensadores como A. Schopenhauer o F. Nietzsche, y alcanzo a teólogos posteriores como K. Bart o R. Batman. En palabras de J. O. Usier, estas distintas filiaciones hacen de Feuerbach un lugar central de nuestra buena o mala conciencia, esto es, de nuestra inconsciencia