• CODA AL DICCIONARIO

CODA AL DICCIONARIO

  • $12.000
  • $9.600

Compartir el castellano es un privilegio que nos une a más de quinientos millones de hispanohablantes, en una complicidad que transita de simas a cimas; desde la tragedia dicha con tanta propiedad en graves voces peninsulares, hasta la música ladina de las risas latinoamericanas; desde el verbo místico que eleva los cuerpos, hasta la letra del bolero que aterriza el espíritu en el lugar más común de los amores. Por todos lados se nos aparecen los sonidos de aquellos castellanos que nos precedieron, encriptados en una memoria de la cual nada recordamos, pero cuyo latido sordo nos recuerda que olvidamos algo muy nuestro; que algún sentimiento quedó anulado o que alguna realidad perdió su contorno; que falta el matiz para dar la voz exacta o que se nos rompió un ala del entendimiento. Son los tonos viejos impresos en algún gen que hoy reclama su luz unívoca; ayes con que se quejaron nuestras abuelas y que hoy nos humedecen los ojos sin ton ni son; epítetos duros que susurra la foto de un señor de bigote adusto o vocablos embarcados en décimas espinelas, en romances y corridos mexicanos, heraldos de la emoción popular de todo un continente. Es el rescoldo de nuestra vieja lengua, cuyas voces de desecho han dejado innominadas muchas ideas y emociones modernas.